Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

El cura de Tunte


Cuentan que un señor de Ayagaures se puso “malito”. El hombre, “estaba más pallá que pacá”. La familia mandó al hijo que fuera de prisa a San Bartolomé de Tirajana a buscar al cura , para que le diera los Santos Óleos. También se dice la Extremaunción, ¡vean ustedes como domino estas palabras religiosas! Antes, en la época en que ocurrió mi historia, se entendía mejor lo que estoy diciendo porque todos éramos cristianos: o por lo civil, o por lo militar. Hoy con la llegada de las libertades, ha pasado a ser solamente un tema personal o de conciencia.

En honor a la verdad, hay que decir que el hombre ya había fallecido. Pero al hijo no le dijeron nada por la creencia de que “si le rezaba el cura, iba al cielo, sino se quedaba dando tumbos en el purgatorio”.

Ya anocheciendo llegó mi hombre al pueblo. Preguntó por el cura y le dijeron que estaba echando una manita a la baraja en el bar de Martín. Allí se personó, esperó a que terminara la partida, le explicó al cura a lo que vino y, los dos se fueron para la iglesia.

El cura se puso la estola, cogió los elementos religiosos y partieron a pie hacia la Degollada de la Manzanilla. Al llegar a este punto, el cura -ya a la luz del “jacho” de tea, que portaba su acompañante- preguntó:

-¿Está muy lejos eso, muchacho?

-¡No. No mucho! ¡Allí detrás de esa montaña es!

Con mala luz y peor camino, una hora más tarde se pasó la montaña y volvió el presbítero a interpelar:

-¿Parece que está lejos la casa, eh?

-¡No mucho! ¡Allí detrás de esa montaña es!

Hora y cuarto más de camino, vuelve a la carga el clérigo, ya cansado y algo cabreado:

-¿Falta más todavía, amigo?

-¡Estamos llegando. Detrás de esa montaña está la casa!

Ante la respuesta el sacerdote paró en seco.

- ¿Como se llama tu padre?

- ¡Juan García!

De forma ostentosa y solemne el cura hace la señal de la cruz, para bendecir al enfermo. Mano a la cabeza, al pecho y de un hombro, al otro hombro. A la vez que, con la vista perdida en el horizonte, recitó con voz alta y grave esta letanía que ha quedado para la posteridad:

¡Juan García, como guirre viviste, como guirre moriste! ¡Este cura se vuelve pá Tunte!

Y cogiendo la tea de la mano del muchacho, dió media vuelta y se volvió en solitario para San Bartolomé.

Esta es la fotografía de un Guirre o Alimoche canario "Neophron percnopterus"

9 comentarios:

DORAMAS dijo...

Hola, me gusta tu blog y lo he puesto en milista
www.grancanaria-doramas.blogspot.com
Un saludo
Doramas

Anónimo dijo...

Esta historia es también la que le pasó al del tiesto, que dice que lo entregó pero nunca se encontró, ¡no será que estaba muy lejos y a medio camino se dio la vuelta!
Lo coge maestro Pancho

pancho dijo...

Doramas: Me alegro que te guste y me hayas puesto en tu blog. todavía no sé hacerlo. He visto el tuyo y de verdad que lo trabajas. El canariodelcampo tiene un objetivo simple: provocar sonrisas entre quienes entiendan y les guste que no se pierda nuestra forma de ser. Gracias.

Anónimo dijo...

Cho Pancho, retifico. Mejo que tiesto, el endevio ese es un rebenque. Si lo trinco con el naife lo perjudico.
Yo no me queo con na de naidie.

DORAMAS dijo...

Estimado Don Pancho: Le comunico que en el resumen semanal que efectúo en mi blog, sale usted referenciado como blog de especial interes. Comunicarle también que ha quedado usted finalista de nuestra nueva edicion como PREMIO GRAN CANARIA.Proximamente se lo enviaremos por esta misma vía.
Un saludo y continue asi muchos años.
Dramas

DORAMAS dijo...

Don Pancho,le ruego me envíe un e.mail a cabozo1@yahoo.es,para poder enviarle su premio.
Muchas gracias por su atención.
Un saludo
Doramas.

Anónimo dijo...

Acojonante, supongo que el premio no sera en $$$$$ porque vd no sabe el mamei que tiene aqui montado el sr Pancho con el blog de los cojones, ya tiene a varios viejitos trincados en burbujas, aparte de la publicidad, y la venta de viagras desde la india.

Anónimo dijo...

cabozo mandame un mail a yatetengoelpreniolisto@yahoo.com, junto con 50 euros por gastos de envío, y a la vista de la brillantez de tu blog, te mando yo otor premio

Anónimo dijo...

Saludos desde "Terde", hacia tiempo que no entraba en tu blog,como sabes estoy en el sotano,el señor Ramirez es un buen coronel.
Me gusto mucho el relato de tu nietita.
Te recuerdo que esta tarde-noche, da el pregon de las sanjueras el comun amigo Carmelo Almeida.
Un abrazo.