Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

Rosendo, el de La Montaña


A Pancho le gusta jugar a la zanga, como todos ustedes saben. Cuando tiene algo de tiempo se acerca al lugar de reunión para echar unas partidas. Es la gasolinera de Rosiana, en Santa Lucía de Tirajana, justo en el linde con San Bartolomé. Cuando no hay juego, charla con gente mayor y entre ellos hay uno que tiene una buena memoria y le gusta recordar cosas de antes.


Se llama Félix Rosendo Sánchez Santana, pero se le conoce como Rosendo. Vive en La Montaña, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana. Nació el 30 /8/1932, es decir cuando llegue Agosto, cumplirá 79 años, aunque aparenta muchos menos, según pueden ustedes comprobar en la fotografía.


Ayer tarde hablábamos de canciones y de las taifas de su juventud. Otro parroquiano de su misma edad decía que Rosendo cantaba muy bien. Les pregunté por los instrumentos que se tocaban entonces y me dijeron que guitarra, laúd y a veces, una flauta de caña o un violín. Le dije que si recordaba alguna letra y me recitó las que ahora siguen (tienen como mínimo sesenta años) y se cantaban al ritmo de isa.
Ahí van


Anoche soñé, bien mío
miles y más boberías
que mi contrario era sastre
y con los cuernos cosía
-----------o0o-------------
Aunque transcurran los años
Siempre me estoy recordando
Aquel que pintó la mona
Un día en el campo arando
-----------o0o-------------
Si fuera a pensar las cosas
De dolor me hubiera muerto
Pero me ayuda a vivir
Mi poco conocimiento
-------------o0o------------
Ay de mi como perdí
La rosa, siendo ella mía
Hoy la veo en otros brazos
Marchita y descolorida
-------------o0o------------
Llevo un jardín en mis brazos
Malva, rosa y aceitiva (*)
Un ramo de siempreviva
En flor de seda hecha un lazo
-------------o0o------------
Si por dávila(**) me quieres
Yo seré tu fiel amante
Pero siento que me olvides
Cuando no tenga que darte
-------------o0o------------


Como verán Rosendo es una biblioteca andante, les prometo recoger sus historias e irlas publicando en este medio.
Saludos

---------------------------------o0o---------------------------------


(*) Al parecer, una flor de montaña. No encuentro ningún dato en la red
(**) Posiblemente:
dádiva

3 comentarios:

Moisés dijo...

Siempre andando y recogiendo las historias de estos curiosos personajes.

Bencomo dijo...

Don Pancho: Le ví en el periódico de antier, sale más ahora que cuando era concejal

Anónimo dijo...

hola, Chicos, Suena bien, me gusta leer tu blog, acaba de agregar a mis favoritos;)