Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

El salinero del Janubio




El otro día Pancho reparó en la letra de una seguidilla, sorprendiéndole su tema anticlerical y la forma tan sencilla de exponerlo. Después de rebobinar varias veces la canción hacia adelante y atrás logró anotar la letra. Decía así



1) Cuando Dios mande
Hemos de morir todos
Y al rico lo acompañan
Con la cruz grande.
-------------
2) No sé que indica
Que cuando muere un pobre
Que no sale la grande
Sino la chica
-------------
Nadie se extrañe
Y si es muy pobrecito
No ver una crucita
Que le acompañe
-------------
4) Porque yo he visto
Que para el pobrecito
No hay cruz de Cristo
------------
5) Grandes y chicos
A no ser que haya dioses
Que unos sean de los pobres
Y otros de ricos
------------
6) Más bien por chismo
Las cosas que he contado
Más bien por chismo
No es bueno que lo sepa
el señor obispo
---------
7) No eran mentiras
Pero si lo que he dicho
Fueran mentiras
Córtenme la cabeza
Y háganme tiras.



¡Qué exposición más clara, utilizando un lenguaje tan increíblemente sencillo! Por más veces que escuchó la canción no pudo entender una frase que decía algo así como: Más bien por ismo y por curiosidad entró en la red a ver si salía de dudas.
Al ratito ya tenía el nombre del autor y del libro. Vean los datos a continuación:

Coplas de Víctor Fernández
Autor:FERNÁNDEZ, Víctor
Descripción: Recopilación dirigida por Agustín de la Hoz de las coplas del poeta popular Víctor Fernández. Este autor, a pesar de carecer de una educación académica, fue un reconocido poeta. Fernández también trabajó en las salinas de Janubio y en sus poesías y coplas reflejaba muchos aspectos de la vida y el pensamiento de las clases populares de las islas. Agustín de la Hoz aporta una introducción con comentarios sobre la literatura de Víctor Fernández y la portada es del Ildefonso Aguilar.

ISBN:84-500-2384-X Año de publicación: 1977 Editorial: Cabildo de Lanzarote Ámbito: Municipal Lugar de publicación: Arrecife
...-o0o-...




Al no encontrar lo buscado se vió obligado a hacerse con el libro de Víctor Fernández, autor de la letra de la seguidilla, comprobando que el verso 6 no figura en el texto original y llegando a la conclusión que la palabra desconocida es: Más bien por chismo (de chisme o chismoso).
En la búsqueda tuvo conocimiento de algunas otras cosas, tales como que …

cada año se celebra en Las Breñas, Yaiza (Lanzarote), su lugar de nacimiento, el Festival de la Seguidilla Víctor Fernández Gopar, surgido en 1998 con la idea de dar cabida a una iniciativa que reactivara la figura del famoso poeta de Las Breñas a través de un espectáculo en el que se dieran cita amantes e investigadores del ámbito de la música popular.
Este lanzaroteño, de principios del siglo XX, cultivó con maestría el arte de los versos y dejó un importante legado de coplas y composiciones que, cada año, se recuperan en este homenaje. El Festival pretende así, rememorar el espíritu crítico y mordaz con el que Fernández Gopar analizaba la realidad de su época.
Sigue la reseña del acto celebrado el día 17 de Junio de 2011 en que se celebró su XIV edición

La XIV edición del Festival de la Seguidilla Víctor Fernández Gopar se celebró el pasado viernes, 17 de junio, en Las Breñas, enmarcado en el programa de actos de las fiestas en honor a San Luis Gonzaga, que se están desarrollando estos días en el pueblo sureño.

El popular y genial músico lanzaroteño Benito Cabrera fue el conductor de un evento que contó con una buena representación del folklore tradicional local, representado en las figuras de la Parranda Janubio y la Agrupación Folklórica Rubicón; y con el grupo tinerfeño Terekitetap, formación multidisciplinar que presentó sobre el escenario su novedosa oferta musical, en la que fusiona la música tradicional canaria, el folk y la danza. Texto y foto tomado de la red

Alargando la búsqueda conoció algunas otras cosas que igualmente quiere trasladarles a ustedes. Allá van estos versos

Si hay quien saber quiere
mi residencia,
Yaiza de Lanzarote(1)
Pago de Breñas(2)
Al servicio de don Pedro Cerdeña(3)


Trabajando en salinas
pero descansa
mi alma en la conciencia
y en la esperanza

Si alguien por conocerme
Tuviere empeño
Preguntar por un viejo
Feo y pequeño



1) Pueblo del Sur, con Ayuntamiento, a 22 km. de Arrecife
2) Aldea del término de Yaiza

3) Don Pedro Cerdeña Armas, de grata memoria en San Bartolomé, y accionista principal de las salinas “La Sociedad” (1895), instaladas en Janubio (Yaiza-Lanzarote)

Las Salinas de Janubio se sitúan en el Sur-Oeste de la isla, cerca del pueblo de Yaiza en la carretera que lleva a Playa Blanca. Son las salinas más extensas que hay en Lanzarote y en todo el archipiélago canario en general, por esta razón fueron declaradas espacio natural protegido. 

En sus orígenes las salinas eran una laguna natural que, a lo largo del tiempo, se fue cerrando por materiales volcánicos emitidos por los volcanes del Parque de Timanfaya. En la actualidad es un lago de una circunferencia de más de 1000m y de una profundidad media de 3m.

A los principios del siglo XX el salinero Víctor Fernández creó la complicada estructura de las salinas. A partir de entonces se comenzó a producir sal para satisfacer las necesidades de sal de la isla, especialmente las de la pesquería insular.

Asimismo conoció algunos artículos que le parecieron interesantes sobre el personaje. Al término de los mismos se cita el nombre de los autores. Ambos han sido tomados de la página: http://www.bienmesabe.org/



1.-Seguidillas de Lanzarote Las Seguidillas son uno de los géneros que más variantes ofrece en Canarias, con prácticamente una versión por isla e incluso, en casos como Gran Canaria o Tenerife, con varios tipos de Seguidillas en una misma isla. Las Seguidillas de Lanzarote no son ajenas a las características propias del folclore de esa isla, generalmente cargado de energía, de fuerza, de gran viveza y frescura. La introducción la protagonizan las cuerdas (mandolinas, bandurrias y laúdes), momento a partir del cual el protagonismo recae por completo en los solistas. Éstos van enlazando sus coplas, generalmente comenzando con el último verso del solista anterior, aunque el estilo propio de cada solista hace que no pueda establecerse una norma general al respecto.
En la vertiente poética merece mención especial, sin duda, Víctor Fernández Gopar, 'El salinero'. Nacido a mediados de 1844 en Yaiza, dedicó toda su vida a las salinas de aquellas tierras, estudiando lo justo para poder leer y escribir. Las coplas de Víctor Fernández recogieron el paisaje humano de Lanzarote en una modesta libreta de rayas, tesoro único con el que transmite hasta nuestros días un haz de versos que son lo que son, sólo pulso y voz del pueblo, pero también una gran lección poética de moral y amor' (Agustín de la Hoz). La obra de Víctor Fernández fue reconocida por los Sabandeños en 1977 en su disco 'Las Seguidillas del Salinero', mientras que hoy día se celebra en su Yaiza natal el Festival de Seguidillas 'Víctor Fernández Gopar'. Asimismo, el Concurso de Seguidillas con su nombre contribuye a mantener viva su obra y a alimentar la creatividad y tradición de las seguidillas en toda Canarias. Samuel Pérez y Francisco Machín


2.- Víctor Fernández Gopar, El Salinero. Cultor de la palabra con una particular forma de expresarse, naciendo en 1844, en una familia noble y sencilla soportando como todas las de aquellos lugares una pobreza tremenda. Poeta de firmeza y sentencia de andar justo y seguro, con la capacidad de ordenar la palabra entre los tajos y los cocederos o en el regreso a su entorno de las Breñas.
Construía con su pensamiento los versos adecuados para comunicarse, tenía una intuición superior, en su comunicación en verso, aunque destacó en el esquema literario de las seguirillas o seguidillas. Como capataz de las Salinas del Janubio repartía con una dignidad sin precedentes el trabajo a los jornaleros equilibrando el que todos pudieran trabajar.
Su valor está presente en toda su obra que recopilara Agustín de la Hoz. Como referencia de humanidad, Víctor quiso despedirse antes de morir, y lo hizo en vida con sus allegados, y cuando se despidió del dueño de las salinas le cantó.



Adiós don Pedro Cerdeña,
caballero afortunado,
adiós, y tenga cuidado
con los pobres de las Breñas.


Quiso cuidar y defender a los pobres hasta después de muerto. ¡Quién da más!
O estas seguidillas de las ciento que creara:


Los que viven pensando
pasan por buenos,
pero están engañando
al que sabe menos.

Los que trabajan menos
mejor se pagan;
será porque son buenos,
pero empalagan.

Yo de eso no sé nada,
pero discurro
que la carga pesada
la lleva el burro.

Ahora en el correo
vino un escrito,
que la carne y el vino
paguen poquito.

También dicen que vino
en los boletines,
que se pague el consumo
por los pejines.



Pedro Manuel Grimón González

__________________________________________


También conoció que don Antonio Corujo Tejera "ha representado en más de doscientas ocasiones las coplas de Víctor Fernández Gopar por toda la geografía insular del archipiélago canario en diferentes eventos y celebraciones populares, en distintos escenarios, colegios, institutos, universidades, entre otros. Haciendo de esta labor una genuina actividad didáctica. En la actualidad ha terminado su trabajo discográfico “EL SALINERO” basado en la obra del poeta Lanzaroteño. Antonio Corujo, lleva residiendo en el barrio de Titerroy más de medio siglo y es representante de nuestras costumbres y tradiciones como las lleva y abandera. Nacido un 23 de Agosto de 1933 en el municipio de San Bartolomé de Lanzarote, en el seno de una familia de reconocidos cantadores y bailadores. De todos ellos recibió toda la tradición y el alma de las diferentes manifestaciones del folclore de Lanzarote"


Finalizando, les diré que falleció don Víctor Fernández, el 23 de Febrero de 1920, a los ochenta años de edad.(1) (Agustín de la Hoz).
...-o0o-...

(1)En contradicción con lo manifestado por el mismo autor en el prólogo del libro (pág. 11), donde se cita: "Nació en la ciudad del Rubicón, día 15 de Julio de 1844". Tendría a su muerte, por tanto, 76 años de edad. Salvo error y que la fecha de nacimiento fuera 1840.
--------

Espero que estos apuntes despierten en alguno de Vds. el deseo de conocer con mayor profundidad sus versos. Son, en verdad, una delicia, especialmente al ser paridos en una época oscura de nuestra historia, tan distinta de la actual. Me viene al pensamiento que autores como nuestro sallinero tenían que haber sido enseñados en los colegios y transmitirnos a edad temprana la vida y los valores ejemplares de personas dotadas de esta inteligencia natural, tan humanas y sencillas, como don Víctor Fernández Gopar.


Saludos y mi agradecimiento a Don A. Félix Martín Hormiga, de Lanzarote, por sus facilidades.

3 comentarios:

Rayco dijo...

Enhorabuena tio Pancho por este relato tan completo y bien documentado.

Anónimo dijo...

Precioso trabajo. Para eso hay que tener mucho cariño con lo nuestro

Moisés dijo...

Como se nota que ya estás jubilado, Pancho, buen trabajo de investigación y recopilación.