Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

Agaete: El fraile del tiempo



Esta mañana, Pancho fue con su amigo Ismael a visitar a la familia en Agaete o Laguete. Que como ustedes saben tiene un refrán que rima con ete. La verdad es que no puedo dejar de decirlo y ahí va:
Agaete, míralo y vete,
porque como te metas,
te ponen nombrete.

Allí en casa de un familiar que tiene casi un museo de antigüedades vimos un aparato (el que se ve en la foto) conocido como el fraile del tiempo. Muchos recuerdos vinieron a su mente, especialmente de pequeño en casa de su abuela. Allí teníamos uno que en verano, con los calores, se quitaba la capucha. Hasta le pareció oír a la abuela Frasquita, secándose el sudor de la frente:
¡Prepárense para el calor que vamos a tener este verano. Fíjense que hasta el fraile se quitó el gorro!
Observen la imagen: el fraile se ha quitado la capucha.
De pequeño, cuando el tiempo amenazaba lluvia o viento, íbamos a ver lo que decía el fraile y él con su varita señalaba con seguridad, de arriba abajo, los siguientes estados:
Seco, revuelto, viento, bueno, inseguro, ventoso, húmedo y lluvia. En bueno o seco el fraile se quita la capucha, dejando la cabeza al descubierto.
Oiga, que le digo yo que parece un milagro, pero el amigo del convento no se equivocaba nunca. Buscando, buscando, nos enteramos que el aparato de marras es un higrómetro. ¡Ñó, vaya palabra! Y dan esta explicación –en versión breve-:Un higrómetro es un instrumento que se usa para medir el grado de humedad del aire, del suelo, de las plantas o un gas determinado, por medio de sensores que perciben e indican su variación.
Y más en concreto, sobre nuestro pequeño instrumento dice así:
Higrómetro fraile del tiempo 
Características
El fraile del tiempo de "toda la vida" lleva fabricándose más de 100 años. Unos cabellos mueven la mano y la capucha en función de la variación de la humedad. Fabricado en cartón. Indicación ajustable. Para colgar en pared.

Y seguimos en Agaete. Supimos que una vecina tenía uno de estos frailes del tiempo y por culpa del marido lo rompió y lo tiró a la basura. Me gustó la historia y aquí se la relato o se la cuento:
Resulta que el marido era pescador, de bajura, y le gustaba “echarse sus pizquitos” más de la cuenta y que desde que lo puso, el hombre dejó de trabajar. Cada vez que le preguntaba:
-¿Mira Lolo, y tú cuando vas a trabajar?
El hombre se levantaba solemnemente, miraba para el fraile y decía:
-¿Señora, usted ha visto lo que está marcando el fraile? ¡Revuelto!, y con ese tiempo la mar está muy mala.
Mañana otra vez la pregunta y la respuesta era tan variada como la mano del fraile: Inseguro, revuelto, viento, ventoso, húmedo o lluvia y por lo tanto con ese tiempo la mar está muy mala y "no se puede dir a trabajar". Y "pá la calle, o sea, pál bar" a echarse las copas.
La mujer dio con una solución radical:
Cogió al fraile y lo rompió en mil pedazos. Así, al menos el marido tendría que buscarse otra disculpa.

Saludos.

3 comentarios:

Antonio dijo...

Panchito, usted no afloja ni en navidad.
Tenga cuidado con la gente de Agaete que se calienta.
Mi suegro fué pescador y mi suegra tiene de toda la vida uno de esos aparatos del tiempo y no fallan. No me diga que si no lo ha roto todavía. Lo tiene, dije. Saludos

Anónimo dijo...

Desde la plaza de San Pedro, le invito a que venga a echarse una copita, don Pancho.

DORAMAS dijo...

Don Pancho, usted como siempre afilando el lápiz de la socorraneria. Mi abuela materna, tenia uno, que de pequeño me tenia embrujado. Lo tenia bien alto, para que no lo tocara yo.

Bien, visite http://premiosblogsgrancanaria.blogspot.com/2008/12/premios-ao-2008.html
Nos hemos acordado de usted y lo elegimos, dándole un honor.
Feliz Año Nuevo