Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

Instinto maternal


Hace algunos años Pancho (yo) estaba de concejal en un ayuntamiento que no viene a cuento nombrar. Allí se recibió una carta de una chica que solicitaba ayuda al ayuntamiento para conseguir material para una tesis o trabajo de fin de carrera en la Universidad de La Laguna. Establecido contacto telefónico dijo que procedía del Sureste de Gran Canaria y el ruego de si podía conseguirle algunas fotos de los aparceros de los años 40 al 60 del siglo pasado en su ambiente donde se reflejara esa vida llena de penalidades y privaciones.

Me puse a la tarea y preguntando, preguntando, pude saber que mi amigo Manuel Afonso  (+), Juez de Paz en el municipio de Santa Lucía, también  Presidente del Club Social San Rafael en Vecindario, tenía fotografías de esa época. Manuel fue un hombre bueno, amante de nuestra historia y tradiciones, persona cabal y de mucho respeto. Las preparó y un día quedamos para verlas. Más que fotos eran fotocopias de fotos y recortes de periódicos colocadas sobre cartulinas. Entre ellas había una que me enterneció. Se trataba de una foto en la que aparecían tres personajes: una mujer, su bebé y una cabra. Lo llamativo estaba en que la señora con un pañuelo cubriendo su cabeza mantenía a su hijo mamando de la cabra. Pasado un tiempo Manuel me llamó para decir que la chica ya había pasado y también le gustó mucho esa foto. Misión cumplida, fueron nuestras palabras.
Hace dos días, estuve en el Club otra vez, esta vez con otro amigo Francisco Miguel Jiménez G.(Paco Miguel) ahora presidente del Club y también estuvimos mirando fotos de personas mayores que allí tienen expuestas. De repente, apareció la foto que les estoy contando, pero esta vez, con mayor calidad, enmarcada y acristalada, con una cita en su parte baja que les escribo por si no la pueden leer en la fotografía. Me parece precioso el contenido. Dice así

14 febrero 1958
"Esto sí es instinto maternal"

Segunda Pérez Concepción es una buena mujer de los campos. Un desteñido pañuelo cubre a diario su cabeza, una triste sonrisa siempre en sus pálidos labios. Tiene el matrimonio cuatro hijos, todos ellos han sido amamantados por ella, menos el pequeño que ha sido alimentado de la cabra. Como pueden ver en el grabado, Eduardo que así se llama el niño, se alimenta de esta cabra directamente.
La madre dice
Desde que por cualquier motivo el niño empieza a llorar, el animal viene a la habitación y mirando a la cama del pequeño empieza también a "balar" (1)

¡Que lindo!. Saludos.
______________________________________________o0o____________________________________________

Para el que no lo sepa
1.-balar.
intr. Dar balidos.
 
balido(De balar).
m. Voz del carnero, el cordero, la oveja, la cabra, el gamo y el ciervo.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Dígame. ¿como y donde encuentra usted estas historias, Panchito?

Anónimo dijo...

Que lindo, pero que lindo.
Saludos. Concha

pancho dijo...

Caminando, amigo

LIMUSINAS LAS PALMAS dijo...

Muy bueno el reportaje.
https://www.facebook.com/enlaspalmas