Esta hoja no tiene más pretensiones que plasmar por escrito, para no olvidarme de aquellos momentos o situaciones que provocaron en mí una sonrisa, preferentemente historias relacionados con la socarronería del hombre o mujer del campo canario, o como decimos aquí, de los magos o maúros.

¡Al cálcalo!


Ceferino es un agricultor de cierta edad, chapado a la antigua. Sigue en esta época de la agricultura ecológica, de la energías limpias, de la biodiversidad, del ahorro energético y demás vainas, regando "a manta" las papas, el millo y lo que sea. Guarda sus semillas de un año para otro y no cambia la forma de cultivar, sigue haciendo las cosas como lo hacía su padre.
Es hombre de tradiciones y no planta ninguna semilla moderna. Como veterano sabe cosas como que en esta época no se planta, porque "quien planta en Abril, recoge rama y raíz".
El ayuntamiento lo está acechando porque sospecha que es él quien rompe las tuberías de saneamiento a su paso por las tuneras de su propiedad. La verdad es que los tunos engordan que dá gusto. Él lo niega y le echa la culpa a las tuneras dice que las raíces "apretan" la tubería y la estalla como un cartucho. ¿Y que culpa tiene él?. Pancho lo ha visto de madrugada rompiéndola pero él no dice nada. Que cada cristiano jale por su cachimba, ¿vale?
Lo cierto es que está cogiendo unos tunos como puños y ¡se está forrando, el caballero!.
A Pancho le sorprenden esos riegos por la noche y más aún que busque cambiar el turno. O sea le toca regar por el día y prefiere hacerlo por la noche. Dice que por el día el agua mengua. Me extraña que para regar en noches oscuras, solo lleve el sacho pero ninguna linterna para alumbrarse. El otro día hablamos y le dije
-¡Ceferino, pásate por mi casa que tengo allí una linterna y te quedas con ella. Tiene hasta las pilas nuevas! ¡No sé como coño, te las arreglas para regar al oscuro!
-¡Igual que por el día!
-¡Sí. Pero amigo, hay que llenar las pozas y unas se te quedarán cortas de agua y las de al lado se te rebosarán, digo yo!
Su respuesta fue la que me desternilló de risa
-Pancho, parece mentira que me lo diga usted: eso se hace ¡Al cálcalo!
_________________________________________________
La palabra es bonita, ¿por qué no hacemos campaña para que se incorpore al Diccionario de la Lengua?. Quedaría más o menos así en el diccionario:
Al cálcalo.- Palabro originario de las Islas Canarias. Utilizada por el agricultor Ceferino, el de los tunos.
Sinónimo de Al cálculo.

5 comentarios:

DORAMAS dijo...

Justamente de esa manera visito los blogs, "al cálcalo".
Don Pancho, ha estado usted muy fino.

si yo te contara dijo...

Qué grande es la sabiduría popular y que imporante vivir de acuerdo con la naturaleza. Me gusta leerle y recordar yo también vivencias.
Lo del cálcalo genial.

Cuando era pequeña me hacía el uniforme una costurera joven que además era bizca (hoy ya se puede corregir este defecto). No cosía muy allá ¿ se imagina la colocación de los botones? no los ponía derechos, en fin que cosía fatal, pero mi madre era la que mandaba y ya está.Un día fuimos a probarnos. Al vernos dijo toda dispuesta: Ay! Purita, te llamé ayé, te llamé antiyé y no tabas.
A partir de ahí se quedó con el nombre de "antiyé".

Me despido con un recuerdo a su terrorista particular.Hay que quererlo un poco más,mimarlo, para hacerle entrar al buen camino de la democracia del siglo XXI. Es de otra época Pancho. Me dá que estuvo en la OJE o algo así. Hoy sería de las NNGG. Tiene que haber de todo. Un saludo.

Antonio dijo...

Me empiezan a fastidiar las constantes remisiones a la figura de su terrorista particular. He seguido sus incursiones y debe tenerle a usted celos o así. Ladran, luego cabalgamos...........

Anónimo dijo...

Por cierto otra vez se glosa en el blog, ya recurrentemente la figura del antiheroe, el típico sinverguenza que roba a sus vecinos y destroza la propiedad municipal (de todos, no de nadie, ni del partido como piensan muchos) para su lucro personal, a semejante "tunante" deberia aprehenderlo la policia local en vez de ser tildado de hombre de tradiciones y chapado a la antigua.

Por cierto que hacia Pancho en la madrugada por las tuneras?, no llevaria un saco?

Al cálcalo es como cierto bribón lleva la economía del país, lo que pasa es que varios millones le rien las gracias, en fin sigamos la filosofia del truhan Pancho y que cada cristiano jale de su cachimba ya saben lo que dice el refran zapatero a tus parados.Todo un especialista en regar al oscuro.

Moisés dijo...

Si señor, al cálcalo, se hacen muchas cosas en esta tierra, jajajaja.